Avena


Quizá su apariencia no sea apetecible, pero la avena aporta importantes beneficios para tu salud

Comer avena regularmente es bueno, porque es una de las mejores fuentes de fibra soluble.
Es un carbohidrato complejo que tan sólo provee 4 kilocalorías por gramo, además contiene vitaminas del complejo B, vitaminas A y E, y minerales como el calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio y sodio, que forman parte de una buena alimentación.

Es importante mencionar que contiene polifenoles, que aunque no son clasificados como nutrientes, son importantes porque ofrecen un efecto protector en contra de procesos patológicos como el desarrollo de la arterosclerosis.

 

La avena en la dieta

La avena es una planta de la familia de las poáceas, un cereal similar al trigo, arroz o cebada. Por pertenecer a la familia de los carbohidratos complejos, mucha gente piensa que engorda, lo cual está totalmente alejado de la verdad.
La avena por sí sola no engorda si es parte de una alimentación saludable con balance, moderación, variedad y actividad física, que incluya el consumo de otros alimentos ricos en fibra, frutas, verduras, carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y otros cereales o harinas integrales.

Este cereal ayuda al sistema digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad, lo que es importante cuando se intenta controlar el peso corporal.
Tradicionalmente, la avena se consume caliente y por la mañana, pero la avena es muy versátil y hay otras maneras de comerla.

Se puede añadir a los muffins, molletes, galletas, u otros cereales. También se puede moler y agregarla a la carne molida en la preparación de las albóndigas y otros usos más que los expertos culinarios están desarrollando para diversificar los menús.
Es muy bueno combinarla con fruta. Al hacerlo, los polifenoles de la avena trabajan en concierto con otras vitaminas en las frutas como la vitamina C, aumentando el poder antioxidativo, y por consecuencia van a ofrecer una mayor protección en contra de las enfermedades cardiacas. Así que una buena taza de avena con cítricos como el melón, fresas o kiwi, hará de sus mañanas un despertar delicioso y nutritivo.

Comerla a diario es saludable, pero si se necesita variar la dieta para hacerla más interesante hay otros cereales ricos en fibra que se pueden consumir.

 

Otros beneficios

El aparato respiratorio también se ve beneficiado por el consumo de avena: la tos, bronquitis, faringitis, inflamación de la laringe y pulmones pueden mejorar si se toman semillas de avena en dos litros de agua, repartidos durante el día en diferentes tomas.

También ayuda a reducir el colesterol, ya que posee fibra soluble que absorbe agua, toxinas y exceso de colesterol malo circulante en sangre. Reduce la tensión arterial, por su bajo contenido en sodio y su alto aporte en potasio.
Además de estas propiedades para reducir el colesterol, la avena ayuda a controlar los niveles de la glucemia.


Avena